El exjefe panameño del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) Alejandro Garuz (d). EFE/Archivo

Un tribunal panameño condenó a cinco años de prisión al exsecretario del Consejo de Seguridad Nacional Alejandro Garuz por agredir físicamente a un periodista en 2013, indicó este lunes una fuente oficial.

La condena fue impuesta por el Juzgado Décimo por el delito contra la vida y la integridad personal, por lesiones personales graves en perjuicio del secretario general del Sindicato de Periodistas de Panamá, Filemón Medina, informó el Órgano Judicial en un comunicado.

El tribunal, a cargo del juez Carlos Danilo Rodríguez, condenó al exjefe de la seguridad nacional a inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por el término de dos años, contados a partir de la fecha que cumpla la pena principal de cinco años.

La sentencia del Juzgado lleva fecha de 24 de enero de 2017.

El juez Rodríguez indicó que el delito está acreditado con la declaración jurada de Medina, quien narró los hechos acontecidos el día 11 de junio del 2013; y el examen físico realizado al periodista por el cual el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses le otorgó una incapacidad médico legal de 90 días.

También están los testimonios del camarógrafo Bolivar Jurado García (fallecido) y la periodista Elizabeth Del Carmen González, quienes fueron en su momento testigos de las agresiones sufridas por Medina.

Según el fallo, los hechos declarados comprueban el delito, en grado de consumación, contemplado en el Código Penal vigente a la fecha de su comisión.

Además, el juez negó el incidente de daños y perjuicios, presentado por la parte afectada.

El caso está relacionado a una querella presentada por el abogado Roniel Ortiz, en nombre de Medina, en contra de Garuz por el hecho registrado el 11 de junio de 2013, de acuerdo con la información.

Cristóbal Arboleda, uno de los dos abogados de Garuz, dijo este lunes a Efe que apelarán para que se revoque esta sentencia, la cual calificó de “absurda” porque, señaló, fue dictada por un juez de descargo y no por la juez titular que llevó el proceso, lo conoce y practicó las pruebas por tres días que “favorecen” a su defendido.

El letrado Arboleda afirmó que es una sentencia “sin fondo” ya que “justamente se acreditó fehacientemente una lesión lumbar preexistente a los hechos alegados por el denunciante”, de la cual, indicó, los médicos del Instituto de Medicina Legal y los peritos aportados por la defensa “dijeron que era una lesión de vieja data progresiva” que tenía al momento Medina.

Además, Arboleda resaltó que es una sentencia “contradictoria” pues en los hechos participaron cuatro o cinco personas más y “al único que se juzgó y condenó fue a Garuz”.

“Es parte del ambiente de linchamiento en contra de distintas personalidades y exfuncionarios del anterior Gobierno, y de manera descarada la justicia se presta para esto”, remarcó el exfiscal Arboleda.

A Garuz, en arresto domiciliario, se le siguen otras dos causas, una de ellas por supuesto peculado en la compra de un equipo tecnológico de comunicaciones en el Gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014), y otra por la supuesta interceptación ilegal de las telecomunicaciones a más de un centenar de personas, realizadas presuntamente con estos aparatos.

Por el caso de las escuchas a opositores y periodistas la Corte Suprema de Justicia requiere en extradición a Martinelli, quien vive en Miami (EE.UU.) desde hace dos años, cuando el alto tribunal le abrió la primera de los seis causas que le investiga.

Comments

comments