Este viernes 13 de abril arranca la edición 2018 de la Cumbre de las Américas en Lima, Perú. Como es de esperarse, toda la atención estará puesta en la grave crisis política, social y económica que atraviesa Venezuela. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, canceló su presencia este martes y en su lugar asistirá el vicepresidente Mike Pence.

“Por petición del presidente, el vicepresidente viajará en su lugar. El presidente se quedará en EE.UU. para supervisar la respuesta estadounidense a Syria y monitorear los desarrollos del mundo”, dijo el gobierno.

Jaime Aparicio, exembajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA) declaró a Voice of América, que si bien el tema Venezuela estará en el tapete, otros puntos, como el de la corrupción, serán clave.

“Es un momento muy difícil para América Latina y también para las relaciones entre EE.UU. y América Latina”, indicó Aparicio.

Isabel de Saint Malo, canciller y vicepresidenta de Panamá, declaró que espera que el tema Venezuela esté presente durante la cumbre.

“Aunque no está en la agenda, entendemos que la situación en Venezuela genera expectativa y hay preocupación”, especificó.

Reiteró que en esa cita Panamá no buscará ningún acercamiento con Venezuela, luego del retiro de embajadores recíproco, porque el gobierno venezolano ha “agredido” a Panamá al sancionar a sus funcionarios y empresas con la suspensión temporal de relaciones económicas, reseñó EFE.

Aún se desconoce si Venezuela, país al que le fue retirada su invitación, asistirá al encuentro de Perú.

 

Comments

comments