La minera canadiense Crystallex busca embargar las acciones de una subsidiaria de la estatal Petróleos de Venezuela en Delaware, según documentos judiciales reseñados por Reuters como parte de una disputa legal luego de que el Estado nacionalizara en el 2008 su operación en una mina de oro en el país sudamericano.

Crystallex está tratando de cobrar unos 1.400 millones de dólares que el tribunal arbitral del Banco Mundial le ordenó a Venezuela pagar en compensación por la expropiación del proyecto aurífero Las Cristinas.

La canadiense pidió el lunes al Tribunal del distrito de Delaware embargar las acciones de PDV Holding, una filial de Pdvsa dueña, a su vez, de la refinadora Citgo.

Necesitada de efectivo, la estatal petrolera emitió un bono que utilizaba el 50,1% de las acciones de Citgo como garantía. El 49,9% restante de las acciones de Citgo se utilizaroncomo respaldo para un préstamo de 1.500 millones de dólares de la petrolera rusa Rosneft.

Venezuela enfrenta una veintena de litigios por la ola de expropiaciones que ordenó en años recientes, pero sus equipos legales buscan retrasar los pagos, en medio de la recesión económica y la inflación de tres dígitos que vive el país. En junio, Crystallex obtuvo órdenes judiciales para impedir que el banco japonés Nomura y la china Haitong International transfirieran valores propiedad de Venezuela.

Pdvsa responde

La empresa del Gobierno venezolano respondió mediante un comunicado afirmando que todo esto busca afectar el patrimonio del país.

“Cabe destacar que Pdvsa no fue parte de ese arbitraje y no existe ninguna sentencia contra la empresa nacional petrolera al respecto”, es parte de lo que califican como “improcedente”  razón por la cual la corporación tomará “todas las acciones legales”necesarias para proteger sus activos frente a este tipo “de ataques”.

Comments

comments