El continente americano alberga más de una cuarta parte de las personas migrantes en el mundo y afronta el “enorme desafío” de proteger y atender este creciente flujo migratorio, dijo este martes la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

El organismo de socorro instó “a los gobiernos a salvar las vidas de las personas migrantes, garantizar su acceso a servicios esenciales y mecanismos de inclusión social, y ampliar el apoyo a las personas en riesgo de desplazamiento relacionado con los desastres y la crisis climática”.

Así lo expresó la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC, por sus siglas en inglés) en una declaración pública difundida este martes en el marco de la reunión ministerial sobre migración convocada por Panamá, y que este martes y miércoles reunirá a representantes de 20 países del continente.

“Los Estados, las organizaciones humanitarias, las agencias internacionales y la sociedad civil en las Américas enfrentan un enorme desafío: proteger la dignidad y atender las necesidades humanitarias de los migrantes más vulnerables y marginados que continúan enfrentando trata, discriminación, violencia y acceso limitado a servicios esenciales y a mecanismos de protección”, dijo la directora regional para las Américas de la IFRC, Martha Keays.

El organismo humanitario afirmó que en el continente americano hay “casi 73,5 millones de migrantes”, lo que representa “más de una cuarta parte de las personas migrantes en todo el mundo”.

“Seguimos viendo flujos migratorios sin precedentes en la región. Solo en 2020, aproximadamente 4,7 millones de personas fueron desplazadas en el continente debido a desastres, el nivel más alto visto en 10 años. En Panamá, apenas el año pasado, unas 134.000 personas cruzaron el peligroso Tapón del Darién, de las cuales más de 22.000 eran niños y niñas”, señaló la IFRC.

Desde hace años, la selva del Darién, la frontera natural entre Panamá y Colombia, ha sido utilizada por migrantes de todo el mundo para entrar a Centroamérica y seguir su viaje hacia EE.UU., pero en 2021 se registró una situación récord con el cruce ese año de casi la misma cantidad de gente que lo hizo en toda la década anterior.

Y en el primer trimestre de este 2022 se registró la llegada a través de la jungla de 13.425 viajeros irregulares, más del doble de los 5.622 del mismo período de 2021, según datos del Servicio Nacional de Migración (SNM) de Panamá.

La IFRC alertó que factores como “los devastadores efectos socioeconómicos de la pandemia”, la crisis climática, los desastres naturales y las continuas crisis políticas “han aumentado y seguirán aumentando los movimientos de población, exacerbando las vulnerabilidades existentes”.

“La IFRC y sus miembros (…) hacen un llamado a los gobiernos de todos los países de las Américas para que faciliten el trabajo de la Cruz Roja para atender las necesidades de las personas migrantes y en situación de vulnerabilidad en las Américas, independientemente de su estatus migratorio”, señaló.

A la reunión ministerial asistirán representantes de alto nivel de 20 países del continente, entre ellos los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de EE.UU., Anthony Blinken y Alejandro Mayorkas, respectivamente.

La delegación de EE.UU. “promoverá el compromiso” de Washington de “abordar de manera colaborativa los desafíos de la migración irregular” en la región, y espera que se avance en iniciativas que aborden sus causas y en la búsqueda de soluciones de “protección a los refugiados y solicitantes de asilo”, según la información oficial.

Comments

comments