Decenas de países están tomando medidas para contener la epidemia de coronavirus que apareció en China en enero, mientras el número de muertos en todo el mundo superó los 3.000, dos de ellos en Estados Unidos.

Corea del Sur reportó este lunes 600 casos nuevos, al tiempo el líder de un grupo religioso relacionado con una mayoría de los casos presentó sus disculpas. Las autoridades dijeron que los fiscales están considerando acusar de asesinato a los líderes del grupo por no haber cooperado con los esfuerzos para contener el virus.

El presidente estadounidense, Donald Trump, tiene planeado reunirse este lunes con el vicepresidente Mike Pence, quien está dirigiendo la respuesta de la administración a la epidemia, y con ejecutivos de firmas farmacéuticas.

El sábado, el presidente Trump compartió el plan de su administración para la semana.

“Como parte importante de nuestros esfuerzos, el lunes, me reuniré con las compañías farmacéuticas más grandes del mundo (…). Vendrán a la Casa Blanca, y estamos hablando de una vacuna y nos estamos desarrollando rápidamente. Y ya comenzaron a trabajar en ello, desarrollando muy rápidamente una vacuna contra el virus para combatir el virus”, dijo Trump.

Por su parte, Pence instó a los estadounidenses a no entrar en pánico.

“El estadounidense promedio no necesita salir a comprar una máscara… Tenemos más de 40 millones de máscaras disponibles hoy. Hemos contratado ahora con 3M (Minnesota Mining and Manufacturing Company) para 35 millones de máscaras más por mes, y también produciremos estar trabajando con otros fabricantes”.

Comments

comments