Desde la noche del domingo y hasta la madrugada del lunes, se extendió la primera reunión exploratoria convocada por el Vaticano, para permitir un posible diálogo entre la oposición y representantes del Gobierno, el encuentro se realizó en el Museo Alejandro Otero en la capital venezolana.

El encargado de leer el acuerdo al que llegaron en esta primera noche fue el Monseñor Claudio María Celli, representante de El Vaticano, donde establecieron la organización de cuatro mesas de trabajo las cuales contarán con un representante de cada parte y un mediador.

Los puntos a tratar en estas mesas serán:

1- Liberación de los presos políticos.

2- Revisión sobre el tema de los Diputados de Amazonas.

3- Revisión del cronograma electoral y respeto del mismo como lo establece la Constitución.

4- Bajar el tono del lenguaje de ambas partes.

5- Funcionamiento y autonomía de los poderes públicos y respeto a sus competencias constitucionales.

6- Abastecimiento de alimentos y medicinas.

7- Explorar alternativas para atender los temas económicos más urgentes.

8- Formular votos para que los problemas de los venezolanos se resuelvan en la soberanía nacional.

Monseñor Celli aseguró que ambas partes se comprometieron a instalar de forma inmediata las mesas y evaluar sus avances de formas periódicas. Además agradecen a la Santa Sede, a la Unasur y a los expresidentes por su apoyo en el proceso.

“Me lo han pedido y lo hago con mucho gusto, nuestra reunión de trabajo ha terminado con una oración y una invocación a la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela, para que con su materno auxilio nos ayude a caminar y atravesar este proceso de diálogo”, expresó.

Entre tanto el secretario general de la Unsaur, Ernesto Samper, informó que la próxima reunión se realizará el 11 de noviembre, en un sitio que acordarán oportunamente las partes en territorio venezolano.

Una vez culminadas las palabras del Monseñor Claudio María Celli, representantes del gobierno en su vocería el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, manifestó que se encuentran complacidos con el encuentro.

“Lo estamos haciendo antes de que se instalen tragedias, porque hoy se ha emprendido un dialogo franco, sincero, constructivo y  certero que nos va permitir avanzar en los temas que son de crucial importancia para Venezuela, temas económicos, sociales, políticos y soberanía”, señaló.

Aseguró que adquieren el compromiso, “que el lenguaje que se utilice para dirimir los asuntos políticos, se haga alejado de la agresividad, para que las campañas de odio sean denunciadas y desmanteladas, que sea de forma constructiva como nos dirigimos a nuestros hermanos y a quienes adversamos políticamente”.

Rodríguez agradeció al Papa Francisco, al Monseñor Claudio María Celli, a la secretaria general de la Unasur, al expresidente José Luis Zapatero de España, Leonel Fernández de República Dominicana y a Martín Torrijos de Panamá por el “esfuerzo y toda la generosidad por ayudar al país”.

Lea también:  Vocero del Vaticano sobre reunión exploratoria: “deben existir gestos de buena voluntad”.

Por su parte el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chúo” Torrealba, recordó que la Unidad fue quien solicitó la presencia del Vaticano para que ayudara en el conflicto que vive el país y que acudieron al diálogo para recibir al Monseñor Claudio María Celli.

Explicó que estas intervenciones que realiza el Vaticano se producen cuando el conflicto es abierto y existe una situación “lamentablemente trágica para los venezolanos, es un privilegio la intervención del Papa Francisco en este momento, cuando aun es posible resolver el conflicto, cuando se quiere evitar acciones de violencia”.

Afirmó que la MUD acudió al encuentro para defender al pueblo, sus derechos y “para salir en paz y por la paz de la crisis que vive Venezuela. Que se produzcan liberaciones de los presos políticos, para exigir la solución electoral a la crisis, además hablamos de la falta de alimentos y medicinas de la importancia de la apertura del canal humanitario.  Exigimos respeto a la autonomía de los poderes públicos, lo que ocurre con la Asamblea Nacional (AN)”.

Asimismo plantearon  la necesidad de abordar la reestructuración del Consejo Nacional Electoral (CNE)  y conversaron de los temas como “el hambre, la falta de medicinas, de la necesidad urgente del permitir se inicie un canal humanitario”, Torrealba expresó que este punto forma parte del “drama de los venezolanos”.

Destacó que seguirán con la “presión internacional, porque se trata de salir de esta crisis que vivimos los venezolanos”.

Aprovechó la oportunidad para  agradecer  al Papa Francisco, al Monseñor Claudio María Celli, a la secretaria general de la Unasur, al expresidente José Luis Zapatero de España, Leonel Fernández de República Dominicana y a Martín Torrijos de Panamá, por el apoyo ante la situación del país.

El Venezolano de Miami

Comments

comments