Antes me quejaba de la rapidez con la que iban los acontecimientos, mientras yo escribía esta página, y perdiendo actualidad cuando estaba en la calle. Ahora no se puede uno, ni acostar a dormir ocho horas. La última vez fue el otro sábado. Cuando me desperté parecía que había pasado cinco años en coma. El que estaba preso, estaba en su casa. No había gente protestando, sino militares corriendo de un lado a otro, y pare de usted de contar.

 

De ahí para acá (y vuelvo a repetir que cuando salga esta página a la calle, seguramente será otra historia) nuestro país -o una buena parte de él- está pensando en elecciones. ¿En qué? ¿En elecciones? ¿Será que me volví a dormir y ya se solucionó todo? ¿Ledezma está en su oficina? ¿Leopoldo salió libre? ¿Lilian está tranquila cuidando sus carajitos en su casa, mientras Leopoldo viaja por Venezuela en campaña? ¿Nicolás está en Cuba? ¿A Diosdado se lo llevó la DEA? ¿Y los muchachos que fallecieron, los declararon héroes?

 

Pues no. Nada de eso. Parece que me quedé dormida, pero el tiempo se echó para atrás. ¡El retrato del difunto está otra vez en la Asamblea y Bolívar volvió a tener cara de colectivo!

 

¿Qué vaina es esa? ¿Será que estoy viendo unas elecciones en otro país? Pero nooooo… Ahí está Delcy hablando desde un salón igualito al de la Asamblea… ¡Y hay un carajazo de gente vestida de rojo sentada allí!

 

Espérate. Ya va. ¿Quién va a elecciones con quién? ¿Para diciembre? Ah… Debe ser que estos bodrios se van y pusieron el retrato del difunto mortadela ahí para que Ramos Allup vuelva a ponerlo en la basura. Sí. Eso debe ser. Porque ahí está montado pidiendo elecciones. Ajá. ¿Y quiénes van a ser candidatos del lado del gobierno? ¿Los mismos que han estado bailando en una tarima, mientras los muchachos le echaban bola en la calle? No. Déjame acostarme y volver a dormir. Eso es una pesadilla.

 

Y como el mal humor y la arrechera que me está atacando, no me permite seguir haciendo conjeturas, voy a conseguir algo en mi archivo que nos haga olvidar por un momento todas estas penurias.

 

Estoy vendiendo juguetes para adultos

 

Sí. No me da vergüenza decirlo. La situación económica mundial, con todos sus vaivenes, no está fácil. Ahí tienen ustedes a los ingleses. Con más ratón moral que Cilia por haberse casado con Nicolás. No hayan cómo regresar a la comunidad europea.  En todas partes hay un despiporre. Todo el mundo le debe a otro. Y ése otro le debe otros mil más.

 

Por si esto fuera poco, el petróleo ha bajado. La comida está por las nubes. El empleo escasea. ¿Cuál es el negocio que siempre va a funcionar? Hay dos: El de los entierros y el de los juguetes para adultos.

 

Por eso hoy me he decidido. Es en serio. Estoy estableciendo una venta de juguetes para adultos. De hecho, voy a abrir una página gué… Pedidos al mayor y reparto a domicilio. Lo del reparto a domicilio, es para que las personas no pasen pena, porque a la mayoría les da vergüenza que los vean adquiriendo estos adminículos

 

Inmediatamente la descripción de los jueguetes para adultos;

 

  • Andaderas
  • Sillas de rueda
  • Bastones (grandes y pequeños tal como se esboza más arriba)
  • Tanques de oxígeno (varios tamaños)
  • Cremas y ungüentos: Vaporub, Icy Hot y Arnica. (ésta última más costosa porque no posee aroma alguno que pueda identificarse)
  • Pega para la plancha de dientes: En diferentes sabores: Fresa, menta y vainilla.

 

También hay pañales para adultos, equipo de diálisis, aparatos de audición, lupas, lentes de aumento, baberos, cialis. Pidan por esa boca.

 

Pue sí. Ahí les dejo ese pedacito de mi archivo. Mientras deciden si las elecciones son buenas o malas. Si participan o no. Yo me voy a echar una siesta larga. No tengo ánimo.

Cariños y hasta la próxima….

 

 

Comments

comments