Los ex jefes de Estado y de Gobierno formantes de Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), expresamos lo siguiente: 1) Nuestra firme condena al avance y consolidación de la dictadura de Nicolás Maduro, cuyo más reciente acto de violencia contra la democracia y la constitucionalidad ha sido ordenar la persecución criminal del presidente y del vicepresidente de la Asamblea Nacional, diputados Julio Borges y Freddy Guevara, encontrándose el último bajo protección de la embajada de Chile en Caracas.

2) Nuestro decidido respaldo a las iniciativas internacionales y sancionatorias, como las del Grupo de Lima, el Parlamento Europeo, Canadá y los Estados Unidos, conducentes al restablecimiento de la democracia y las libertades en Venezuela.

3) Nuestra adhesión plena a las tareas que, al efecto, despliega con coraje el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro. En lo particular compartimos su firme desconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente impuesta por la dictadura y su clara conclusión en cuanto a que “no se pueden reconocer los resultados de una elección en un país en el que no existen garantías para el ejercicio efectivo de la democracia”. De donde saludamos a los actores políticos de oposición que no se someten a los dictados de aquélla y reclaman autoridades electorales imparciales como procesos electorales libres y justos, bajo observación internacional calificada.

4) Nuestra invitación a las fuerzas democráticas venezolanas a que realicen un esfuerzo de concertación amplia y sincera en la lucha contra la dictadura, guiados por los principios irrenunciables de la democracia; lo que incluye un igual llamado a quienes, como amantes de la libertad y habiendo adherido a
la causa del régimen, condenan no obstante sus crímenes y violaciones sistemáticas de derechos humanos.

5) Nuestra solidaridad para con el pueblo de Venezuela, en lo particular con quienes son víctimas de la represión oficial y de la crisis humanitaria.

6) Saludamos el coraje democrático de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia designado y juramentado por la Asamblea Nacional, y de los alcaldes municipales de la oposición quienes hoy se encuentran en el exilio.

Comments

comments