Foto: Referencial.

En el marco del Día de las Madres, a celebrarse este martes 8 de diciembre en Panamá, la firma ManpowerGroup hace una reflexión sobre cómo el equilibrio en la vida de las madres trabajadoras es necesario para estar saludables emocional y físicamente.

Ser madre es un trabajo de tiempo completo, las 24 horas del día y los 365 días del año. Muchas madres trabajan y llevan la mayor parte de la carga de las tareas del hogar. Un sencillo ejemplo, en muchas ocasiones, las madres trabajadoras retornan a sus casas, después de una dura jornada y continúan con las labores de madre y esposa.  Apenas terminan de poner orden y limpiar, encuentran que todo está sucio de nuevo, lo cual genera sentimientos de estrés, frustración e impotencia.

Algunas madres trabajadoras buscan ser las madres perfectas, las madres que deben tener todo bajo control, las que deben evitar todo tipo de problemas a sus hijos y a sus seres queridos, esté es un estilo de crianza peligroso, denominado hiperpaternidad, el cual acelera aún más el agotamiento e incrementa la tensión en la familia.  De hecho, las madres sobreprotectoras tienen mayor riesgo de desarrollar trastornos emocionales como la depresión.

¿Cómo puedes evitar este desgaste?

  • Prioriza. Aprende a jerarquizar los pendientes y prioriza aquellas actividades que sean realmente importantes. Si al final del día no has hecho todo lo que tenías planeado, no te angusties. Al día siguiente lo terminarás.
  • Reserva tiempo para ti. Si no te lo propones, siempre terminarás relegándote a un segundo plano. Por tanto, asegúrate de dedicarte algunas horas para relajarte. Puedes dedicarlas para hacer lo que más te guste: leer, cenar en pareja, charlar con tu mejor amiga o darte un baño relajante.
  • Levanta la bandera de ayuda. Apóyate en las personas más cercanas, como tu pareja, padres o amigos. De hecho, si repartes las tareas del hogar de manera equitativa tendrás más tiempo para ti, estarás menos tensa y la relación con tu familia mejorará.
  • Disfruta del aquí y el ahora. No pienses en cambiar el pasado, no te angusties por el futuro, vive al máximo el hoy. Si estás pasando momentos de calidad con tus hijos, pareja o amigos deja de pensar en tus pendientes de oficina, todo tiene un tiempo y un lugar.
  • Vive un estilo de vida saludable. El estrés no solo es un problema emocional sino que está altamente determinado por tus hábitos. Llevar una dieta sana, practicar deporte y aprender a relajarte te ayudará a evitar el estrés y lograr el equilibrio que toda madre trabajadora necesita.

Albert Alesi, Director Regional de ManpowerGroup para Centroamérica y Caribe, destacó que las empresas también son responsables de incentivar el bienestar de las madres trabajadoras. “Las empresas deben promover los beneficios del equilibrio trabajo- familia. Cuando las mujeres trabajadoras se sienten apoyadas en su rol de madres, desarrollan sentimientos de lealtad y pertenencia hacia sus organizaciones, mejorando su desempeño y productividad”.

Con información de nota de prensa.

Comments

comments