Jugadores del Lara y Anzoátegui antes del juego del pasado 29 de abril. Foto: Cortesía CD Lara.

El acto de los jugadores del Deportivo Lara y Deportivo Anzoátegui en honor a los fallecidos durante las protestas en contra del gobierno de Nicolás Maduro, hay que reseñarlo y aplaudirlo las veces que sea posible. Les recuerdo más o menos lo que pasó el sábado 29 de abril en el estadio Metropolitano de Cabudare.

Ricardo Andreutti y Charlis Ortiz, capitanes de Lara y Anzoátegui, respectivamente, decidieron, después de que le pidieron al árbitro principal Marlon Escalante que les permitiera un minuto de silencio en honor a los caídos en las protestas y este respondiera que no, convocar a sus compañeros de equipo a permanecer estáticos por más de 10 segundos frente al balón, después del pitazo inicial.

Escalante les había respondido a Andreutti y Ortiz que no había autorización de la Federación Venezolana de Fútbol para conceder un espacio de silencio. ¿En serio? Sencillamente increíble.

Silencio que indigna

Cuando estaba redactando esta nota ninguna liga profesional de Venezuela había hecho anuncio alguno sobre la situación del país, por lo que cobra aún mucho más valor lo que hicieron estos jugadores, acción que después fue copiada en el juego Caracas vs Carabobo.

No hay que indagar mucho para saber el porqué del silencio de las ligas deportivas venezolanas. La razón es simple: los dólares preferenciales que les otorga el gobierno para su funcionamiento. ¿Hasta cuándo le darán la espalda a la realidad? Los jugadores ya comenzaron a alzar la voz y desde mi punto de vista pudiera comenzar una cacería en contra de los que hablen en contra del Gobierno nacional.

Ricardo Andreutti habló con el periodista venezolano Humberto Perozo (@kikoperozo en Twitter) y le contó detalles sobre aquel valiente acto. “Esto surge por parte de los líderes de los equipos, de los agremiados, los capitanes, voceros, además de la humildad de cada uno de los jugadores de fútbol de poner sus ideales en una bandeja, lo que dicta su conciencia. Salió espontáneo, con sinceridad, de corazón. No hubo interés aparte, solo dar un mensaje de solidaridad con los fallecidos por la represión en nuestras calles”.

 

 

Cuando Perozo le preguntó sobre posibles represalias, respondió lo siguiente. “No tenemos ningún temor a represalias. Fuimos todos los jugadores del fútbol venezolano”. Tal y como están las cosas en Venezuela, yo no estaría tan seguro.

Sin embargo, sería importante para estos jugadores que dieron el primer paso, que otros colegas los apoyen, sin importar disciplinas. La idea es que el grupo crezca y cada vez exista mayor presión. ¿Servirá de algo? Yo creo que sí. El deporte siempre puede. ¡Vamos!

Comments

comments