Carlos Alberto Escotet, un joven venezolano, está al frente de Banesco Panamá desde junio de 2014. Desde ese entonces, según confesó, el trabajo en equipo es lo más importante dentro de la entidad bancaria que está celebrando 10 años en el país.

“Ha sido una experiencia realmente interesante, un proceso de mucho aprendizaje. Tengo que decir que no hay una sola persona en esta organización que no me haya enseñado algo”, le dijo Escotet a EV Panamá, sentado en su oficina de la Torre Banesco, ubicada en Marbella.

Banesco, según explicó Escotet, ya es el sexto banco privado más importante del país y la gran meta es posicionarse, entre los tres primeros.

“Tenemos rentabilidades dentro del promedio y hemos ganado cuotas de mercado a tasas interanuales de crecimiento, que están muy por encima de las medias del mercado”, celebró el directivo, quien accedió gentilmente a contestar una serie de preguntas sobre el desempeño actual y futuro del banco.

¿Cómo ha sido la evolución de Banesco en estos 10 años y la suya como líder dentro del banco?

Desde todas las perspectivas han sido 10 años extraordinarios. Sin embargo, lo más importante es que nos hemos ganado el respeto, la confianza y el reconocimiento de este hermoso país que es Panamá y eso nos ha permitido llevar adelante todos los retos que nos hemos propuesto. Sobre mi rol, me considero privilegiado porque Banesco es el resultado del trabajo de muchas personas.

 

 

¿Cuál es el elemento diferenciador de Banesco hoy en día en el mercado panameño?

El elemento más importante es nuestra gente. No creo que haya personas tan comprometidas, con tan buena vibra y con tantas ganas de trabajar como la de Banesco Panamá y al final las empresas somos eso, el conjunto de todas las personas que forman parten de ella. Segundo, estamos haciendo propuestas en términos de experiencias de clientes y productos completamente diferenciadoras. A todo esto hay que sumar nuestros programas de responsabilidad social.

Si tuviera que elegir un logro que ha alcanzado la empresa en esta década, ¿cuál sería?

Diría que en materia de modelo de negocios hemos hecho una transición de corporativo a un modelo de negocios más minorista, más de consumo y eso ha permitido mejorar nuestra rentabilidades, que crezca nuestro negocio de PYMES, que es una de las palancas estratégicas que tenemos, todo esto sumado a nuestro proceso de innovación.

Desde su punto de vista, ¿es Banesco una institución joven o madura (tomando en cuenta la trayectoria internacional de la empresa)?

Banesco es una empresa madura con un alma joven. Madura porque tenemos presencia en más de 16 países y eso nos ha dado una red de conocimiento que nos ha servido para ir mejorando. Joven porque no perdemos ese espíritu de atrevernos a aventurarnos.

Hacia dónde se dirige el Banco, ¿dónde lo ve en 10 años?

Si bien nos sentimos orgullosos por lo que hemos logrado, no nos sentimos satisfechos porque queremos seguir buscando más. Y nuestro objetivo es estar entre los tres primeros bancos del país. En ese sentido apuntamos a una transformación digital, que mejore la experiencia de todos nuestros clientes, siempre preservando nuestra naturaleza de trato directo con el cliente.

¿Qué rol juega la banca comunitaria en Panamá?

Un rol muy importante. A pesar de que Panamá tiene el sistema bancario más importante de la región, de referencia para muchos países, la penetración bancaria local es curiosamente baja. Sin embargo, somos de la opinión de que Panamá tiene un espíritu emprendedor por naturaleza y eso hay que mantenerlo vivo. Por ende, nosotros queremos ser unos vehículos de cambio, de oportunidades para todas esas personas que sueñen con tener su propio negocio”.

¿Es “El piso” (innovadora sala de reuniones) una forma de representar cómo quiere ser visto Banesco?

Claro que sí. Queremos mantener un espíritu de apertura, que la gente sienta que sí se puede hacer, que se atreva a pensar diferente. Las buenas iniciativas que hemos tenido en estos años no han sido de una persona, es el producto y la consecuencia de la suma de muchos esfuerzos. “El piso” es un espacio abierto que sirve para distraerse, para reflexionar, para trabajar, para celebrar y en donde todos hacemos falta. Queremos romper aquel mito de que en la oficina no puede pasarla uno bien.

¿Por qué han hecho tanto énfasis sobre el tema del emprendimiento en el banco?

Porque honrar el emprendimiento es honrarnos como organización. Banesco en sí es un proyecto de emprendimiento que comenzó como una idea en un cuaderno. Por esa razón sabemos cómo piensa un emprendedor, sus retos, lo que necesita y por eso hemos hecho del emprendimiento algo muy nuestro para tenderle la mano a la gente.

¿Banesco Panamá tiene algún servicio especial para sus clientes venezolanos?

Tenemos una banca venezolana que funciona como un enlace para toda nuestra capacidad e infraestructura que tenemos desarrollada en el mercado local. Estas son personas que canalizan y garantizan que todos nuestros clientes venezolanos estén atendidos en sus necesidades. Entendemos lo difícil que es emigrar, lo difícil de dejar las raíces, entonces cuando un venezolano llega a Panamá de las pocas cosas familiares que puede encontrarse es Banesco, por lo que esa cara familiar la queremos honrar.

CITA

El elemento más importante es nuestra gente”

Comments

comments