El nuevo Fórum de La Guaira, el  Universitario  de Caracas, el Antonio Herrera Gutiérrez, de Barquisimeto; y el José Pérez Colmenares, de Aragua, son los estadios que están siendo evaluados para que, en formato de burbuja por el covid-19, puedan ser utilizados para la temporada recortada de béisbol profesional venezolano en su temporada 2020-2021.

La información la aportó el gobernador de La Guaira, Jorge Luis García Carneiro, mientras la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, que agrupa a los ocho equipos del país, permanece en silencio sobre la materia, luego de que el propio presidente Nicolás Maduro anunciara, el 1 de noviembre, que habría temporada de pelota rentada.

La Liga comenzará entonces con un mes y medio de retraso y en el formato de burbuja que ya usa la liga local de fútbol, en las que los equipos se enfrentan en la misma arena y sin público para evitar los posibles contagios por covid-19.

Expertos aseguran que los lanzadores necesitan al menos 5 sesiones de trabajo espaciadas en un mes para jugar sin correr el riesgo de sufrir lesiones, por cuanto la fecha de inicio de la temporada que informó Carneiro acorta los plazos de preparación de los jugadores.

Además, según la última información pública disponible, dos equipos de la liga venezolana todavía sufren el veto impuesto por las Grandes Ligas (MLB, por sus siglas en inglés) que les prohíbe usar peloteros firmados por equipos de Estados Unidos, en el marco de las sanciones internacionales impuestas a Venezuela.

Según medios locales, el Departamento del Tesoro de EE UU emitió una “licencia” que autorizó a los peloteros empleados en equipos de Grandes Ligas defender los colores de 6 de los 8 equipos que conforman la Lvbp.

Sin embargo, las novenas Tigres de Aragua y Navegantes del Magallanes quedaron excluidas por la presunta injerencia de los gobiernos de los estados de Aragua y Carabobo en las juntas directivas de Tigres y Navegantes, respectivamente.

Comments

comments