Brasil recibió en los últimos cinco años unos 702.000 inmigrantes venezolanos que huyeron de la crisis económica, política, social y humanitaria de su país, pero poco más de la mitad abandonó el territorio brasileño rumbo a otras naciones, informaron este jueves fuentes oficiales.

Según un informe del Ministerio de Justicia, de los venezolanos que ingresaron a Brasil desde enero de 2017 hasta febrero de 2022 para huir de la crisis en su país, 325.763 permanecen en territorio brasileño y 376.459 siguieron rumbo a otros destinos, en su gran mayoría en avión desde Río de Janeiro o por tierra desde Foz do Iguazú, en la frontera de Brasil con Paraguay y Argentina.

Entre los que permanecen en Brasil, 112.260 recibieron residencia temporal en el país, 72.334 ya obtuvieron la residencia por tiempo indeterminado y 51.538 fueron reconocidos como refugiados. Otros 93.997 presentaron solicitud de refugio y esperan la respuesta del Consejo Nacional de Refugiados (Conare).

El balance muestra igualmente que 378.567 venezolanos recibieron en los últimos cinco años la identificación fiscal (CPF), que es el documento que les garantiza acceso a programas asistenciales, a los servicios públicos y al trabajo.

Los números fueron recopilados por el Subcomité Federal para la Recepción, Identificación y Reubicación de los Inmigrantes, un órgano encabezado por el Ministerio de Justicia y del que también forman parte entidades como la Policía Federal y la Aduana Federal.

El informe indica que la mayoría de los venezolanos recibido por Brasil es de sexo masculino (53 % del total) y tiene entre 30 y 59 años (49 %).

Otro 30 % tiene entre 18 y 29 años, mientras que los menores de edad equivalen al 16 % y los mayores de 60 años, la minoría, al 5 %.

El fuerte flujo de venezolanos hacia Brasil en los últimos años hizo que el número de extranjeros registrados como inmigrantes en el país doblara en una década, desde 600.000 en 2011 hasta 1,3 millones en 2020.

Del total de inmigrantes registrado en Brasil en los últimos diez años, un 17,7 % es procedente de Venezuela, un 15,3 % de Haití, un 5,7 % de Bolivia, un 5,5 % de Colombia, un 3,8 % de Estados Unidos, un 3,6 % de China y un 2,8 % de Argentina.

Hasta 2010 la mayoría de los inmigrantes establecido en Brasil era originaria de Portugal.

De acuerdo con la ONU, unos cuatro millones de venezolanos han salido de su país desde finales de 2015, en uno de los mayores flujos migratorios del planeta.

Comments

comments