Según los legisladores consultados por la Voz de América, se buscará tomar acciones contra lo que ellos califican como intentos del presidente en disputa de Venezuela Nicolás Maduro de generar alteraciones al orden público en países como Bolivia, Chile y Colombia.

Este martes 3 de diciembre se llevará a cabo en Bogotá, Colombia, una nueva reunión de cancilleres miembros del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR, que según la oposición venezolana, busca la cooperación de los países de la región para seguir aislando al gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

Diputados opositores advierten que en el encuentro se evaluará la aplicación de sanciones a chavistas o sus colaboradores, que estén relacionados con narcotráfico, terrorismo o lavado de dinero.

“La estructuración de una red de inteligencia de todos los organismos de seguridad y policial de los países signatarios del TIAR a los fines de actuar contra las personas que resulten sancionadas que resulten comprometidas en violaciones en derechos humanos”, indicó el diputado Williams Dávila.

Según los legisladores consultados por la Voz de América, se buscará tomar acciones contra lo que ellos califican como intentos de Maduro de generar alteraciones al orden público en países como Bolivia, Chile y Colombia.

“Para que no sigan exportando elementos violentos que subvierten el orden público en alguno de estos países que tienen motivos legítimos para protestar, pero que son explotadas y aprovechadas por elementos del régimen de Maduro”, indicó Dávila.

Por su parte Francisco Sucre, presidente de la Comisión de Politica Exterior del parlamento, afirmó que “es necesario que los países de América Latina se unan en función de aislar a quienes pretenden exportar este sistema fracasado de socialismo del siglo XXI”.

Este domingo, el presidente encargado Juan Guaidó, indicó que agregarán un tema más a la agenda: el de los diputados señalados de actuar en favor de un empresario colombiano relacionada con las cajas de comida del gobierno en disputa.

Indicó que solicitarán los nombres y datos de quienes están señalados en este caso, además de medidas adicionales para investigar y perseguir a los corruptos.

El canciller en disputa, Jorge Arreaza, dijo hace un par de meses a la VOA que la aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca busca crear las condiciones para una intervención en Venezuela.

“Es un instrumento vetusto, sin ningún tipo de utilidad que han desenterrado para atacar a un país”, aseguró Arreaza.

Ya el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, dejó claro que en la reunión de Bogotá se intentará restringir los viajes de funcionarios de la administración de Maduro por el continente americano.

Por su parte, Michael Shifter, presidente de la organización, Diálogo Interamericano y profesor adjunto de estudios latinoamericanos en la Escuela de Servicio Exterior de la Universidad de Georgetown, dijo a la VOA que a su juicio, no todos los países miembros del TIAR están dispuestos a aplicar las mismas sanciones que Estados Unidos.

“Creo que puede haber algo simbólico, algo limitado, pero creo que no van al fondo como Estados Unidos”, dijo.

El analista agregó además que la convocatoria de este mecanismo, liderado por Colombia, podría ser contraproducente, ya que a pesar que se ha dicho que no pretenden una intervención militar en Venezuela, no se sabe cuál será la reacción de las fuerzas armadas del gobierno en disputa sobre el TIAR.

“Me temo que esto pueda más bien consolidar las Fuerzas Armadas venezolanas y hacer más difícil una negociación, en lugar de dar una oportunidad para llegar a un acuerdo negociado”.

¿Qué es el TIAR?

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca es un pacto de defensa mutua que firmaron 21 países de Latinoamérica y Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial y poco antes de que se firmara la carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Colombia.

Perú, México, Venezuela, Bolivia, Cuba, Nicaragua y Ecuador renunciaron al tratado después de firmarlo, dejando la lista en 15 países, todos miembros de la OEA.

El pacto busca la resolución “pacífica” de los conflictos, pero también establece que los países que lo firman “convienen en que un ataque” contra cualquiera de ellos —tanto por parte de una nación americana como una extranjera— es considerado “un ataque contra todos los estado americanos”.

Los países firmantes, por lo tanto, se comprometieron a “ayudar a hacer frente al ataque” siguiendo las normas de legítima defensa estipuladas por la Carta de las Naciones Unidas (ONU).

¿Ha sido invocado alguna vez?

Sí, varias veces, sin embargo; solo se ha intentado poner en acción una vez: durante la Guerra de las Malvinas en 1982. Argentina invocó el TIAR para pedir defensa durante el conflicto con el Reino Unido. Sin embargo, EE.UU. se puso de lado del país europeo siguiendo los principios de la OTAN, de la cual también es miembro.

La última vez que el TIAR se invocó fue después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Comments

comments