Los derechos humanos son inherentes a todos los seres humanos, “hay que crear una sociedad más empoderada en la defensa de sus derechos y que los jóvenes así los conozcan”. Actualmente la situación en países como Venezuela, que se ha convertido en un régimen autoritario, al igual que Cuba, pone en peligro la estabilidad del resto de los países

 

 

 

Betty Brannan Jaén es abogada penalista y durante más de 25 años fue columnista y corresponsal en Washington, Estados Unidos, del Diario La Prensa de Panamá. Durante su pasantía por el importante rotativo, escribió más de mil 600 artículos y en uno de ellos, plasmó por primera vez la idea de crear un espacio dedicado a la exaltación de los valores democráticos, ese proyecto lleva el nombre de Museo de la Libertad y los Derechos Humanos, obra que se empezó a construir hace más de nueve años.

 

“En el 2009, uno de los temas más discutidos era: ¿Qué se hacía con la propiedad que había sido la sede de la Embajada de los Estados Unidos? Tras  una discusión en los medios, sobre qué hacer con ese terreno, si una torre de apartamentos u oficinas públicas, opiné en mi columna que había que hacer un aporte cultural a la comunidad panameña proponiendo un museo que destacara lo que Panamá sufrió en la dictadura “, explicó Brannan, quien preside el Museo de la Libertad y los Derechos Humanos, ubicado en la zona turística de Amador.

 

La idea de Brannan captó la atención de uno de sus lectores, Roberto Eisenmann III, hijo del fundador del diario La Prensa de Panamá, quién la invitó a formar la Fundación Democracia y Libertad y desde entonces, en 2009, emprendieron el proyecto del museo con el compromiso de promover la cultura democrática y los principios de libertad y el respeto de los derechos humanos.

 

Iniciativa

Hasta los momentos, en América Latina, solo existen dos museos comparados con el que se construye en Panamá: Museo de la Memoria en Santiago de Chile y el Museo de la Memoria y Tolerancia en Ciudad de México.

 

“La fundación se creó con una meta amplia de promover valores democráticos y crear conciencia ciudadana de la importancia de la democracia y los derechos humanos, pero siempre sabíamos que la meta era la construcción de este museo”, explicó Brannan.

 

 

Para diciembre 2018 está prevista la inauguración de la primera etapa del Museo de la Libertad y los Derechos Humanos, que llevará el nombre Edificio Igualdad y en el mismo expondrán casos ilustrativos, nacionales e internacionales, de la expresión y represión de los derechos universales. La apertura coincidirá con la celebración de los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

“Esta primera etapa no solo se fijará en la dictadura, pues se examinará de manera más amplia la evolución de los derechos humanos en Panamá, desde el principio de la República hasta el momento actual. La idea es que no vivamos solo el pasado sino viendo el futuro con una misión más docente”, sostuvo la presidenta del museo.

 

El proyecto contempla la construcción de otros dos edificios, Memoria y Tolerancia. El primero rescatará la historia del país, desde la Época Republicana en 1903 hasta la fecha, resaltando las luchas por una democracia representativa. El segundo, promoverá los valores morales y educativos a través de la historia sobre las atrocidades vividas por los judíos, opositores políticos, grupos y demás víctimas durante la Segunda Guerra Mundial y otros genocidios del siglo XX.

 

Democracia en América

 

Los derechos humanos son inherentes a todos los seres humanos, pero según  Brannan, “hay que crear una sociedad más empoderada en la defensa de sus derechos y que los jóvenes así los conozcan”. Actualmente la situación en países como Venezuela, que se ha convertido en un régimen autoritario, al igual que Cuba, pone en peligro la estabilidad del resto de los países.

 

“En un ranking que estudió la democracia en 117 países, Venezuela salió de último, esto es preocupante. Panamá está catalogado como un país libre y eso debemos preservarlo, a pesar de que hay encuestas que muestran que el apoyo a la democracia en Panamá se ha debilitado. Nos corresponde como panameños defender que esta región vuelva a tomar un camino hacia el fortalecimiento de la democracia y de todos los derechos”, concluyó Brannan.

Comments

comments