La vicepresidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, Beatriz Becerra (ALDE) ha afirmado que “Venezuela sufre una gravísima crisis humanitaria y la Unión Europea debe paliarla aunque el régimen del dictador Maduro quiera impedirlo”. Becerra participará en la misión del Parlamento Europeo que el lunes 25 de junio viajará a la frontera entre Colombia y Venezuela para evaluar la situación humanitaria que padecen los refugiados venezolanos que huyen del hambre en su país.

La eurodiputada liberal ha señalado que “El hambre y la escasez en Venezuela no son accidentes, son herramientas en manos del régimen chavista para someter a la población y apuntalar su dictadura. Sólo así se entiende que ante una situación dramática, con desnutrición infantil, absoluta carencia de medicinas y la esperanza de vida en caída libre, Maduro se niegue a abrir un canal humanitario para ayudar a su propio pueblo”.

“Si no podemos llevar la ayuda humanitaria directamente a Venezuela -ha explicado la representante española-, debemos apoyar a los venezolanos en las fronteras con Colombia y Brasil, donde miles de ellos, cada día, cruzan para hacerse con la comida y los productos que les faltan en su tierra. Tenemos que buscar la manera de ayudar a sobrevivir a estas personas”.

Becerra ha recordado que “Colombia está haciendo ya un trabajo importante asistiendo a los refugiados venezolanos y es nuestra obligación apoyarla con medios y fondos, la experiencia nos ha enseñado que las crisis migratorias y humanitarias tienen que afrontarse desde la comunidad internacional”.

La parlamentaria liberal ha añadido que “Maduro y sus jerarcas son culpables de lo que le ocurre a su pueblo, y al mismo tiempo que ayudamos a los venezolanos debemos aumentar las sanciones contra ellos y favorecer que se les juzgue por crímenes de lesa humanidad, unos crímenes probados por el informe de los expertos de la Organización de Estados Americanos. Debemos impedir que sigan masacrando a su propio pueblo”.

Comments

comments