Foto: Cortesía / Referencial

 

Gabriel Pérez, ex diplomático y ex jefe de la Sección Consular de Venezuela en Panamá, hizo varias denuncias

 

Desde las elecciones presidenciales 2013, el Registro Electoral Permanente (REP) no se activaba en las diferentes embajadas venezolanas en el mundo. Este año, con miras a los comicios pautados por el régimen para el domingo 22 de abril, se reanudó el proceso y al menos en Panamá, la asistencia fue bastante baja.

EVP estuvo presente en cada una de las jornadas que se realizaron en la Embajada de Venezuela en Panamá, desde el jueves 18 de febrero hasta el martes 20 del mismo mes, y comprobó que no asistieron más de 15 personas por día, dejando una cifra total cercana a los 80 participantes.

La reapertura del REP generó diversas opiniones de los venezolanos residenciados en Panamá. “Yo asistí porque necesitaba hacer un cambio de residencia, pero no precisamente porque piense votar en esas elecciones que todos sabemos que están manipuladas”, dijo Dinora Freites, residente venezolana.

Leonel Campos, venezolano con nueve años en el Istmo, agregó que era una oportunidad que había que aprovechar. “Fíjate que no habían abierto el proceso desde 2013. Algo totalmente inconstitucional porque debe ser algo permanente, así como lo dice su nombre”.

La defensora de los derechos humanos asentada en el país desde hace más de 10 años, Andreína Chacín, opinó que no piensa participar en las elecciones presidenciales del 22 de abril.

“No avalo una convocatoria a elecciones por llamado de la Asamblea Nacional Constituyente y tampoco avalo un sistema electoral que ha limitado nuestros derechos civiles y políticos, sobre todo a los venezolanos en el exterior. Es cierto que en 2012 se abrió el REP acá, pero fue por tanta lucha de nosotros”.

Chacín destacó, además, que en esa oportunidad se elevó el patrón electoral de venezolanos en Panamá de 245 votantes a mil 254. Sin embargo, en esta nueva oportunidad su llamado fue a no participar.

“Claro porque las condiciones no estaban dadas. El Consejo Nacional Electoral debe ser un órgano independiente y así no actúa, porque incluso impone unas reglas que violan la normativa electoral, como por ejemplo la exigencia de una residencia permanente”, acotó.

Atropellos

Gabriel Pérez, ex diplomático y ex jefe de la Sección Consular de Venezuela en Panamá, hizo varias denuncias sobre la reapertura del REP para los venezolanos en el Istmo.

“Con esta reapertura, que además es ilegal porque el Registro Electoral siempre debe estar abierto, el Gobierno lo que pretendió fue ponerse la máscara de santo cuando ellos siempre han sido un lobo feroz en materia electoral”, explicó Pérez, quien además hizo énfasis en los requisitos que se exigieron.

“Es inconstitucional exigir una residencia permanente para poder inscribirse en el Registro Electoral”, sentenció. “Para poder participar en el proceso, lo único que se exige es la cédula de identidad”, detalló.

Los requisitos, según la página oficial de la Embajada de Venezuela en Panamá, eran los siguientes: Planilla impresa correctamente llena en letra legible, original y copia de la cédula de identidad, vigente o vencida, original y copia del documento que demuestre su residencia permanente vigente y pasaporte, original y copia.

Pérez recordó que en 2013, cuando se abrió el REP en Panamá, recibieron unas instrucciones muy particulares en contra de los interesados en participar en el proceso. El objetivo era claro.

“En países como Panamá, donde hay muchos venezolanos, se ordenó una operación Morrocoy. Un operativo muy simple con la idea de que se retrasaran todas las tareas. La idea era que la gente se cansara de esperar y no se inscribiera, sobre todo en las naciones con mayor cantidad de venezolanos”, recordó Pérez.

 

 

 

En coma

Pérez aprovechó para denunciar la delicada situación que actualmente atraviesan la mayoría de las delegaciones diplomáticas en el exterior.

“Hay embajadas que no pagan servicios básicos desde hace seis, siete y hasta ocho meses. Hay residencias oficiales de embajadores que no han pagado el alquiler, es decir la residencia oficial del estado venezolano en otro país, tiene mora, con la vergüenza que eso significa para las relaciones entre naciones”.

La delegación venezolana en Panamá no escapa de la situación. “A varios funcionarios les han pedido desalojo de su residencia porque no han pagado el alquiler. Sé que muchos de ellos no lo dicen por temor a represalias. En Australia, por ejemplo, desalojaron al mismísimo embajador de su residencia por el mismo problema”, denunció.

 

 

Comments

comments