Deputy Secretary of State Antony Blinken testifies on Capitol Hill in Washington, Tuesday, Jan. 27, 2015, before the Senate Banking Committee hearing on Iran sanctions. A group of Senate Democrats told the White House on Tuesday that they won't support passage of an Iran sanctions bill until at least the end of March. (AP Photo/Susan Walsh)

La campaña del aspirante presidencial demócrata, Joe Biden, acusó este sábado 17 de octubre a su rival en los comicios de noviembre, el presidente Donald Trump, que se presenta a la reelección, de fortalecer al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, con sus políticas, tras unas polémicas revelaciones sobre deportaciones de venezolanos.

Un asesor de política exterior de la campaña del exvicepresidente, Antony Blinken, dijo en un comunicado que “a Trump le encanta defender de boquilla al pueblo venezolano, pero las acciones de su Administración narran una historia diferente”.

“Ayer (viernes) supimos que el Gobierno de Trump estuvo implicado en una política cruel e inhumana deportando a nacionales venezolanos de vuelta (…) a Maduro a través de un tercer país”, recordó Blinken.

La campaña de Biden se refería a las denuncias del viernes del senador demócrata Bob Menéndez, de origen cubano y muy crítico con Maduro, de que el Gobierno de Trump se valió de terceros países para seguir deportando a migrantes venezolanos, una estrategia que le sirvió supuestamente para esquivar una prohibición de vuelos a Venezuela que él mismo decretó en 2019.

Menéndez afirmó que las deportaciones se produjeron al menos hasta marzo de este año y aseguró que los vuelos con origen en EE UU hacían escala en Trinidad y Tobago antes de llegar a Venezuela.

Esta ruta buscaba supuestamente esquivar una normativa que el Mandatario decretó en mayo de 2019 para impedir cualquier vuelo con destino a Venezuela.

La información que reveló Menéndez se basa en unos documentos que el Departamento de Estado entregó en las últimas semanas al Comité de Exteriores del Senado, donde el senador es el demócrata de mayor rango, y en los que confirma que Trinidad y Tobago fue usado como un punto de escala para las deportaciones al menos entre enero y marzo de este año.

Blinken agregó que “estas revelaciones, combinadas con el rechazo inexplicable del presidente Trump a conceder el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos que ya están en EE UU, dejan claro su indiferencia hacia el pueblo de Venezuela y su sufrimiento”.

“Durante la Administración de Trump, Maduro se ha fortalecido y el pueblo venezolano ha empeorado”, opinó.

Y recordó que, de ganar las elecciones, Biden concederá el TPS a los venezolanos que se encuentran en EE UU y movilizará a la comunidad internacional para abordar la crisis humanitaria en Venezuela, además de impulsar elecciones “libres y justas” en el país latinoamericano.

Comments

comments