La campeona 2016 en el Mundial de flag football es considerada una de las mejores deportistas de Panamá

 

Con apenas 25 años de edad, la hija del ex arquero de la selección panameña de fútbol, Ángelo Evans, ha sido considerada como figura inamovible en tres deportes diferentes, fútbol de campo, voleibol y flag football, siendo en esta última disciplina campeona mundial en 2016.

Además, ha sido miembro de la selecciones sub 17 (2009-2010), sub 20 (2011-2012) y selección mayor (2014) de Panamá en fútbol, estrella de la selección nacional de voleibol (mejor bloqueadora en el Pre-Mundial 2016)

Su carrera la comenzó a los 15 años de edad y desde entonces, gracias a su esfuerzo, no han faltado los halagos para la diosa de ébano del deporte panameño.

“Me siento muy feliz por la carrera que he tenido. Todo se lo debo a la disciplina y al trabajo de cada día. No lo niego, me gustan las fiestas, me gusta compartir con mis amigos, pero siempre con mucho juicio y solamente cuando no estoy en etapa de competencia”, comentó Evans a EV PANAMÁ.

Humildad

No se considera una súper atleta a pesar de todos los premios que ha recibido. Prefiere concentrarse en trabajar cada día más para seguir cosechando frutos que ayuden al deporte panameño y en especial a la juventud.

Recientemente, en el mes de agosto, acaba de finalizar su participación con Panamá en el Mundial de Flag Football, en el que la selección canalera se quedó con el subcampeonato. Esta vez no se pudo revalidar el título de 2016.

“Tenemos que seguir trabajando y prepararnos mejor. A mí me inspira que a pesar de no quedarnos con el trofeo de campeonas, se me acerquen niñas y me digan que quieren ser como yo. Me gusta ser ejemplo para jóvenes, eso es lo más importante de todo”.

Por razones de tiempo, Evans, quien además trabaja en la subdirección de deporte y recreación de la Alcaldía de Panamá, tuvo que dejar de representar a Panamá en uno de los tres deportes. La decisión fue dura, pero tuvo que acceder.

“Dejé el fútbol y me concentré más en el voleibol, que es de mis preferidos, y en el flag football. No fue fácil porque el que dejé prácticamente fue el que vi primero, pero es cuestión de lo que más disfruto en este momento y de las disciplinas que puedan brindarme mayor proyección”, explicó.

Metas

Gracias a esa proyección y talento mostrado, Ángela Evans ya disfrutó de una beca para estudiar en Canadá en 2017. En 2012 se había esfumado, por una lesión, la posibilidad de prepararse en los Estados Unidos.

En la actualidad está en conversaciones con varias universidades en Estados Unidos y Canadá para finiquitar una nueva propuesta deportiva que le permita estudiar y más adelante conseguir una de sus metas que es jugar, en voleibol, a nivel profesional.

“Estamos trabajando para eso y espero concretar algo muy pronto. Anteriormente se habían dado varias oportunidades, muchas diría yo, pero nunca se pudieron definir. Lo intentaré de nuevo y vamos a ver cómo funciona”, cerró Evans.

En pocas palabras

Una ciudad: Toronto

Un plato de comida: Pescado con patacones

Un deportista: Kaká

Una persona que admires: Mi mamá

Un libro: Si no está roto… ¡rómpalo! de Robert J. Kriegel y Louis Patler

Un cantante: Miriam Hernández

Un grupo musical: Grupo Niche

Una película: Soy leyenda

Una frase: Sin importar las situaciones, siempre cree en ti

 

Comments

comments