Rita Spadafora, directora ejecutiva ANCON

En los próximos meses se formarán más de mil delegados ambientales y voluntarios de las parroquias que apoyarán al cumplimiento del compromiso de minimizar el impacto ambiental particularmente los residuos generados durante la JMJ.

 

Cada tres años se realiza la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), evento organizado por la Iglesia Católica, que contará con la presencia del Papa Francisco en Panamá el próximo mes de enero del año 2019. El país abrirá sus puertas a esta importante peregrinación de jóvenes que vendrán desde todos los puntos del planeta. Dicha celebración iniciará el 16 de enero específicamente con una pre-jornada en varios puntos a nivel nacional que espera atraer a 87 mil peregrinos de Costa Rica y Nicaragua principalmente; del día 22 al 27 de enero, se llevará a cabo la jornada en la ciudad de Panamá, donde se espera la llegada de al menos 300 mil peregrinos a nivel mundial y a nivel nacional a los cuales se le irán sumando otros participantes hasta llegar a una potencial cifra de 1,000,000 de personas durante la última misa del Papa.

Esta histórica jornada generará un volumen importante de  residuos resultado del alto número de participantes, por eso la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON) ha asumido el compromiso de apoyar a la gestión ambiental de la JMJ iniciando con  una completa planificación desde la adquisición de productos que se distribuirán como en el manejo del material reciclable durante la jornada.

“Nuestro aporte inició con recomendaciones sobre cómo minimizar los residuos que se generan y la compra responsable de materiales por aquellos biodegradables o  que puedan ser reciclados. Pero lo más importante, es el legado que esperamos dejar al capacitar a jóvenes que deberán ser capacitadores de capacitadores,  de forma que el efecto de preparación para la jornada de frutos a largo plazo y que  todas las parroquias que van a participar, hagan sus propios planes de acción que  vayan más allá del manejo de los residuos, ya que logra crear una conciencia acompañada de acciones concretas a favor del ambiente“, así lo explicó, Rita Spadafora, directora ejecutiva ANCON.

Para alcanzar dicho objetivo, ANCON necesita el apoyo del sector privado y de la activa participación de voluntarios que estén dispuestos a aportar como su co-responsabilidad ambiental. Para ello pueden donar, ya sea su tiempo o recursos económicos. La meta es que la JMJ sea el motor para crear una cultura ambiental nueva.

“Tenemos dos necesidades básicas: el voluntariado que hemos calculado que para que funcione vamos a necesitar alrededor de mil cuatrocientos voluntarios dedicados a la gestión ambiental acompañando las estaciones de reciclaje y  orientando a los peregrinos sobre su correcto uso. Pero también necesitamos el apoyo de las empresas privadas para la compra de insumos, la campaña de comunicación, el desplazamiento del equipo de ANCON a las distintas provincias para realizar las jornadas de capacitación y para esto se requieren recursos”, agregó Spadafora.

ANCON apuesta al éxito de este evento histórico que, sin duda, impactará en cuanto a generar mayor responsabilidad en el país. Para empresas que deseen aportar y jóvenes interesados en ser voluntarios favor escribir a escribir al correo anconjmj@ancon.org

Comments

comments