Amnistía Internacional advirtió al régimen de Maduro que el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes agrava la crisis humanitaria del país suramericano y que la obligación del Estado es “garantizar el derecho a la libertad de expresión y a manifestarse pacíficamente de todas las personas”.

Como se recordará ya han sido dos días de represión en Venezuela donde  miles de opositores han tomado las calles de manera pacífica para apoyar las acciones que la Asamblea Nacional removiendo a los magistrados del TSJ por dar un “golpe de Estado”.

Estas acciones han sido dispersadas con con gases lacrimógenos, perdigones y hasta balas sobre todo en la capital del país dejando varios heridos y hasta un joven muerto.

A través de un comunicado reseñado por EFE la oficina regional de AI para las Américas, en Ciudad de México aseguró que “es urgente que las autoridades venezolanas garanticen el derecho a la libertad de expresión y detengan inmediatamente el uso excesivo de la fuerza contra aquellos que ejerzan su derecho a manifestarse pacíficamente”, así lo declaró la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas.

“En vez de usar sus recursos para empecinadamente perseguir y reprimir a quienes opinan distinto, el Gobierno de Venezuela debería estar concentrando sus esfuerzos en solucionar la crisis humanitaria que empeora día a día”, añadió.

Amnistía exigió que “se condene de manera enérgica e inequívoca la violencia en el marco de las manifestaciones por grupos armados identificados con el Gobierno”, e instó a que “no se usen armas de fuego para controlar manifestaciones políticas o de cualquier otra índole”.

 

Comments

comments