El alcalde del municipio Torbes en el estado Táchira, Alberto Maldonado, informó que los alcaldes de Voluntad Popular ponen su cargo a la orden para recorrer las calles junto a los venezolanos para asumir una lucha que termine con la salida de Nicolás Maduro del poder. El dirigente tachirense recordó que el régimen no tiene ningún respeto por los Poderes Públicos y que sería una locura ir a elecciones municipales pese a la persecución de la que han sido víctimas alcaldes como David Smolansky o Delson Guarate.

“Hoy le decimos al país que no legitimaremos a este régimen  y que desde hoy mismo nos preparamos para una nueva batalla que nos lleve a sacar a Nicolás Maduro del Palacio de Miraflores. Nosotros firmes en nuestra convicción, como alcaldes de Voluntad Popular, dejamos nuestros espacios porque aquí el régimen no tiene respeto a los Poderes, porque estamos en una dictadura que persigue a alcaldes como David Smolansky o Delson Guárate. ¿Cómo podemos acudir a unas elecciones donde el árbitro es poco más que una oficina electoral del régimen de Nicolás Maduro?”.

Acompañado de los alcaldes Fabio Canache (Piritu), Lumay Barreto (Guasdualito), Reinaldo Díaz (El Hatillo), Oswaldo Zerpa (Tumeremo), Álvaro Sánchez (Mucuchies) y Jorge Galiano (Capacho Nuevo); Maldonado respaldó la decisión tomada por el Equipo Federal de Activistas (EFA) y aseguró que Voluntad Popular no acudirá a ninguna elección mientras no hayan condiciones claras que permitan lograr un cambio democrático, pacífico y constitucional.

“Sin condiciones dejamos claro que Voluntad Popular no participará en ninguna elección, para irnos a la calle con nuestra gente. Iremos a buscar a quienes están sufriendo para decirles que aquí está Voluntad Popular lista para librar la batalla que haga falta para tener elecciones libres Este es un partido que nació para construir una alternativa democrática en el país y por eso cualquier activista que coquetee con el régimen puede considerarse fuera del partido”, puntualizó.

Comments

comments