POR: LA NACIÓN
José Manuel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch (HRW),
no es optimista sobre la región, aunque tampoco apocalíptico.
 
Cree que América Latina está en “un muy mal momento, probablemente el peor de los últimos 30 años”. El debilitamiento y el descrédito de la democracia ha creado terreno fértil para el populismo, señala, en el que ve “riesgos enormes” para los derechos universales.
 
Si la región se deja seducir por la prédica populista, estará aún peor, advierte.
 
Vivanco lleva una vida en la batalla por los derechos humanos en América Latina. Después de casi tres décadas en Human Rights Watch, cree que ha llegado el momento de abrir un nuevo capítulo y anticipa su salida de la organización en una entrevista con La Nación. Seguirá en Washington, en la misma pelea.
 
En HRW, a la que define como “una organización extraordinaria, altamente profesional”, Vivanco dice que tuvo el apoyo y las oportunidades para desarrollar una estrategia de alcance regional que logró defender el Estado de derecho, los derechos humanos y las libertades públicas con un alto impacto, algo inusual, señala, en un campo “donde normalmente se pierden las batallas”.
 
VÍA: @lanacioncom

Comments

comments