DALE CARNEGIE TRAINING

A partir de la reincorporación de actividades económicas de manera escalonada en la llamada “Nueva Normalidad”, miles de negocios que habían detenido o reducido sus actividades por la pandemia de coronavirus necesitan adaptarse a las nuevas disposiciones sanitarias y así buscar garantizar un ambiente saludable a sus empleados y clientes.

Para este nuevo comienzo es necesario implementar estrategias efectivas que permitan comunicar el regreso de las actividades en un ambiente seguro, con las que se buscará atraer de nuevo a los clientes, y que pequeños y medianos negocios puedan adaptarse al nuevo contexto y reactivar sus operaciones con éxito.

También, es importante considerar que muchos clientes se han acostumbrado a ciertas interacciones diferentes a las que veníamos manejando. Nuestros equipos de trabajo deben tener claro esto y debemos buscar la mejor manera de enfrentar estos cambios con agilidad y buena actitud.

Para ayudar en este proceso, hemos recolectado información sobre las mejores prácticas que están funcionando. Hoy les compartimos las siguientes recomendaciones:

1. Prueba equipos
Asegúrate de que todo encienda y funcione con normalidad, sobre todo aquellos aparatos que permanecieron apagados durante estos meses. Dale mantenimiento a los equipos de ventilación, para evitar reciclar el aire de un espacio con frecuencia.

2. Capacita a tu equipo
Es importante comunicar las nuevas medidas a tu equipo y asesorarlos para que puedan aplicarlas de manera correcta. Para facilitar la supervisión de estas tareas, puedes nombrar a alguien que supervise el proceso. Todos tus colaboradores deben saber cómo proceder en este contexto y comprender los protocolos.

3. Limpia y desinfecta
Cada espacio de tu local u oficina, los instrumentos de trabajo, mobiliario y equipo deberán mantenerse en buen estado. Esto deberás repetirlo con relación a la frecuencia de uso, mediante productos desinfectantes en rociadores, toallas, paños de fibra o microfibra o trapeadores. Para las superficies que podrían ser dañadas por el cloro, se recomienda una concentración de etanol del 70%.

4. Aplica las reglas de prevención del COVID-19
Esto incluye tanto a tus colaboradores y clientes. Recuerda que el uso de equipo de protección como cubrebocas y caretas es obligatorio, así como la desinfección de manos, la distancia social y el control de temperatura. Sólo de esta manera se podrán reducir el número de contagios de coronavirus.

5. Prepárate para cualquier inspección
Recuerda que las autoridades estarán supervisando que los negocios cumplan con las fechas, horarios y medidas estipuladas para su reinicio de actividades. Atiende las normativas nacionales, estatales y de tu localidad, para ello acude a fuentes de información oficiales.

6. Avisa a todos que ya abriste
Comunica a través de tus redes sociales, página web, comunidad digital y a tus conocidos de tu retorno de actividades, las nuevas medidas sanitarias aplicadas para su seguridad y los horarios, promociones y nuevos servicios que tendrás para tus clientes. Hazles saber que contigo estarán seguros.

7. Ofrece apoyo a tu personal
Esta situación ha sido difícil para todos y tu equipo probablemente ha sufrido, no solo económicamente, pero también desde el punto de vista emocional. Mantén una comunicación abierta y asertiva, ofrécele herramientas para el manejo de sus emociones, trabaja  para desarrollar un ambiente laboral amigable y de soporte que minimice los conflictos y aumente el compromiso, impactando positivamente la productividad.

8. Que los clientes sean tus influencers
Al garantizar que se sientan seguros, que encuentren en tu negocio un servicio de calidad y bien adaptado al nuevo contexto, y gocen de una experiencia agradable, asegura que te recomienden y que obtengas publicidad “de boca en boca”.

9. Mejora el servicio a domicilio y para llevar
A través de opciones como delivery y pick up se abrirá un mercado para tus productos y servicios. Tienes la oportunidad de innovar en herramientas como los empaques que utilices y así aportar al branding de tu marca. Que la experiencia de tu negocio vaya más allá de sus instalaciones, también pueden consentir a tus clientes hasta la puerta de su casa.

10. Desarrolla nuevas habilidades en tu equipo
Esta nueva etapa exige a todos nuevas habilidades de liderazgo para el manejo de equipos diversos presentes y/o virtuales, una mejora en nuestras herramientas de comunicación considerando los nuevos canales y medios que se han abierto, habilidades para manejar las quejas y/o exigencias de clientes sobre las nuevas formas de venta e interacción y agudizar nuestras habilidades de venta y servicio porque la competencia saldrá con mayor fuerza que nunca a buscar la disminuida demanda. Para todo esto, necesitaremos ser más asertivos, aumentar nuestra auto-confianza, potenciar nuestro relacionamiento y demostrar un liderazgo renovado.

Comments

comments